martes, 22 de abril de 2014

Crema pastelera


La crema pastelera es un postre muy agradecido pues puede tomarse solo o como relleno de estos dulces, tartas o bizcochos como suele hacerse. Siempre viene bien  saber hacer esta crema, es un básico en la repostería con la que podemos elaborar infinidad de postres.

Si lo preferís, en lugar de poner la ramita de canela, puedes poner perfectamente una ramita  de vainilla, lo que más te guste o tengas en casa.



Os confesaré que, además de tomarlo solo, lo he usado como relleno para la torta de pasas y nueces que tanto gustó en mi blog. También lo  usé para rellenar conos como os enseñé en mi Facebook y a modo de crema catalana,  a la que le puse azúcar por encima y lo quemé con un soplete.  

Ingredientes para un bol mediano

½ l de leche y un poco más para la maicena
3 yemas de huevo
50 ml margarina
100 g de azúcar
40 g maicena
Piel de un limón
1 rama de canela




1. En un cazo poner la leche junto con la ramita de canela y la piel de limón unos 10 minutos a fuego medio. Retirar del fuego y quitar la ramita y la piel. Si se encuentra nata colar.

2. En otro cazo derretir la margarina con el azúcar a fuego bajo e incorporar las yemas de una en una y remover con cuchara de madera.

3. Disolver la maicena en un poco de leche en un vaso y añadirla a la mezcla anterior.
Seguir cocinando a fuego bajo 15 minutos, removiendo con la cuchara de madera siempre en el mismo sentido.

4. Verter la leche que teníamos reservada sobre este cazo muy despacio y remover continuamente para evitar que las yemas se cuajen.

5. Seguir cociendo otros 15 minutos más  y remover constantemente para evitar que se agarré al cazo.

6. Una vez adquirida la textura cremosa, propia de este postre, retirar y volcar la crema en un recipiente y dejar enfriar.

Consejos

 Si temes que se te pegue la crema al cazo, usa un cazo con con base gruesa, ello impedirá que el calor queme antes la crema.

Una vez volcado en el bol, tapar con papel film para evitar que se forme una costra por contacto del aire. Cuando destapes para servir tendrá un aspecto impecable.

Si quieres que la crema te quede más esponjosa añade una clara batida a punto de nieve una vez  terminada y fría la crema.


Ya veis que no tiene mayor complicación, solo sigue estos consejos simples y fáciles y te quedará una crema pastelera de categoría.

Solo me queda pediros que compartáis este postre y que os unáis a mi Facebook y a mi blog Con Arte y Paciencia