miércoles, 11 de diciembre de 2013

Galletas de arbolitos de Navidad en 3D







Hace unos días os enseñaba a hacer las famosas y deliciosas galletas de jengibre conocidas como  Gingerbread Men. Tuvieron tanto éxito que me he animado a enseñaros a hacer otras que están muy buenas y son muy vistosas, galletas de arbolitos de Navidad 3D, ¡sí sí! ¡Con unos simples pasos nuestras galletitas tienen vida!:)
Su sabor nos recuerda a las clásicas de mantequilla. Os dejo las medidas en taza y en gramos para que os sea más cómodo. Con esta masa debe saliros unos 25 arbolitos.





En un bol, colocamos  la harina, levadura y sal  y mezclamos.
En otro bol, ponemos el azúcar y mantequilla. Batimos ligeramente con las varillas hasta obtener una textura cremosa. Añadimos el extracto de vainilla, huevo, queso, limón y batimos.
Incorporamos poco a poco la harina junto con los otros ingredientes hasta que quede bien integrado y amasamos a mano o con ayuda de una espátula.








Si queréis dar color a los arbolitos, dividimos la masa en porciones  y añadimos el número de  gotas de tinte indicado según el fabricante,
Dividimos la masa  verde en dos o tres partes y  la guardamos en plástico. La llevamos al congelador 1 hora al menos.







Enharinamos la encimera y rodillo. Extendemos la masa con un grosor aproximado de 6mm y cortamos con el cortapastas. Si no disponemos de uno como estos, podemos hacerlo con un cortapastas de arbolitos convencional y hacerles un rectángulo con un cuchillo. Procurad que no sea muy estrecho para que no se junte la masa al hornear. Decoramos con las perlitas o con la masa tintada.

Con el horno precalentado, horneamos a 175º unos 8-10 minutos hasta que veamos que se doran levemente. Sacamos y dejamos enfriar en la misma llanda por lo que os recomiendo que tengáis otra llanda más para hornear la siguiente tanda.

Espero que os animéis pues son ideales para hacer estas navidades. Además de darnos un gusto disfrutamos haciéndolas.



Si os gustó os espero en Facebook y en mi blog Con Arte y paciencia

Posibles dudas

¿Por qué mi masa tiene tantos grumos? Tamiza la harina con un tamizador o colador para que así te salga más fina y se mezcle mejor.
¿Por qué la masa está tan líquida? Puede que no hayas echado suficiente harina
La masa se me pega demasiado.  Agrega  un poco más de harina y ayúdate de una lengua o espátula hasta que veas que la masa está más consistente.

Cuando utilizo el cortapastas, la masa está muy blanda y no puedo trabajarla. Esto puede ser porque necesites añadir un poquito más de harina o porque no lo hayas tenido el tiempo suficiente en el frigorífico. Puedes usar también el congelador. Mientras más pequeñas sean las porciones, más fácil te será trabajarlas.
Espero que os guste y os animéis. Si queréis unos salados, os recomiendo estos  arbolitos salados.