domingo, 20 de octubre de 2013

Un espacio para nuestros animales

Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia



Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia
A todos nos gusta tener nuestro propio espacio y a nuestros queridos animales también.
En vez de tener todo lo que utilizan nuestros animales en diferentes estancias podemos habilitarles un espacio exclusivamente para ellos. No solo nuestros animales ganan, nosotros también, pues tenemos todo más recogido y limpio.

Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia






No importa si nuestra casa es pequeña, basta con unos simples pasos ¡y todos más contentos!
 Si tenéis opción,  os recomiendo que el espacio tenga una ventana para que se entretengan curioseando y no tengan la sensación de estar encerrados. Asimismo, evitamos olores provenientes del arenero del gatito.

Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia



Lo más conveniente para limpiar esta zona es la lejía pero en la mayoría de los suelos no debe utilizarse por lo que podéis colocar este alfombra-goma que encontrareis en cualquier ferretería ajustándolas a vuestras medidas. Para fijarla usamos cinta adhesiva ancha del mismo color.



Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia

También hay lugar para almacenar  la arena y el pienso de manera que ocupen poco espacio. Con estas cajas de plástico, además de ahorrar espacio evitamos los olores del pienso y conseguimos que el pienso esté en mejores condiciones. Eso sí, es conveniente que no le de la luz directa. En cada caja me cabe alrededor de 10 kg.








Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia



Nuestros animales necesitan descansar (o jugar como veis aquí A Zara) y que mejor que un silloncito hecho por nosotros mismos y que combine con el cuarto.  

Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia





El rascador para el gatito, al ser vertical no nos va a ocupar espacio alguno. Es perfecto para jugar, dormir y sobre todo estirarse las uñas.


Un espacio para nuestros animales Con Arte y Paciencia


El arenero cerrado evita que salga tanta arena aunque siempre sale alguna si no tiene puertecita como el mío que se rompió LAún teniendo un arenero cubierto con puertecita, nuestro gatito suele llevar un poco de arenita entre sus almohadillas. Una bandeja con rendijas hace que cuando salga del arenero y apoye sus patitas sobre ésta, buena parte de la arena caiga, evitando así  que se ensucie y se ralle el suelo.




Todo esto podéis encontrarlo en vuestras tiendas habituales o en Zooplus que tiene gran variedad de cositas para nuestros bichitos y de vez en cuando te hacen un regalito.


Si os gustó, uniros a mi Facebook y blog Con Arte y Paciencia