sábado, 13 de abril de 2013

Azahar como ambientador y decorativo



Me encanta que mi casa huela a incienso y aromas suaves y frescos como el jazmín, canela o naranja. Aprovechando que tengo unos cuantos naranjos en mi casa y estamos en época de azahar, he recogido las florecillas y las he colocado en un cestito de mimbre. Por una parte es decorativo y por otra le da un olor natural y fresco a nuestra casa.














Lo podéis poner en diferentes estancias de la casa como en el recibidor o cuarto de baño a modo de cama para tener los perfumes además de serviros para decorar un regalo. Si os gustó. uniros a mi blog Con Arte y Paciencia