miércoles, 1 de mayo de 2013

Tallarines con pollo en salsa


Os enseño otra forma de comer pasta que seguro que os gusta y repetís. La salsa es muy cremosa y el pollo está crujiente  por fuera y suave por dentro.

Para 2 personas

200 g de tallarines al huevo
20 g de mantequilla
2 Ajos laminados
1 Pechuga limpia
1 Taza(150 ml aprox.) de caldo de pollo
½ Taza de leche
150 ml  de nata
1Cebolla
Parmesano rallado
Sal y pimienta
Aceite de oliva



Sofreír los ajos en mantequilla y aceite de oliva a. Introducir la pechuga y dorar a fuego alto 4 o 5 minutos por cada lado. Retirar los ajos si empiezan a dorarse de más. Retirar la pechuga salpimentar y cortar al bies.










En el mismo aceite sofreír la cebolla cortada a fuego medio hasta que esté pochada. Añadir el caldo y ajos y  llevar a ebullición unos 5 minutos.










 Agregar la nata y leche y cinco minutos después bajar a fuego bajo. Agregar dos cucharadas o tres de queso parmesano Remover y dejar espesar unos minutos más. Cocer la pasta con un chorreoncito de aceite de oliva, un poco de sal y un laurel.






Espero que os guste que yo solo con escribir esta receta ya me está entrando ganas de comerlo de nuevo. Si os gustó uniros a mi blog ConArte y Paciencia