martes, 20 de agosto de 2013

Conseguir un hojaldre crujiente



¿Hartos de que el hojaldre os quede húmedo y no esté crujiente? ¡Apuntad este truco bien sencillo y útil para que os quede igual de crujiente que este perrito caliente hojaldrado!

El relleno con el que lo vamos a rellenar tiene que estar frío para que así no reblandezca el hojaldre. La temperatura recomedada es 180ª por arriba y abajo para que tanto la masa como el relleno se hagan de manera homogénea.
Dos minutos antes de apagar el horno, poned solo calor por abajo.

Y vosotros, ¿tenéis algún truco para el hojaldre?

Si os gustó os espero en Facebook  y blog  Con Arte y Paciencia