martes, 25 de septiembre de 2012

Caja de fruta reciclada


Cuando vamos a la frutería solemos ver muchas cajas apiladas, la mayoría acaban en la basura sin que nadie se fije en ellas pero como no, yo soy de esas pocas que sí me fijo y pienso en cómo darles una segunda oportunidad.
Así que le pedí a la frutera que me guardase una caja y ésta fue la que me dio.  Lo primero que hice fue limpiarla bien.



Para hacer esta caja decorada necesitamos pintura roja y blanca, una pequeña brocha, cola y  unas servilletas con motivos de florales. 

Empezamos por dentro de la caja, aplicando una mano de pintura, una vez seco aplicamos otra capa. El mismo proceso lo hago por fuera.Una vez hecho, recortamos los motivos florales y pegamos la última capa de la servilleta a la madera.
Para eleminiar las burbujitas y demás imperfecciones, colocamos un forro de plástico sobre las flores ya pegadas y alisamos el papel con un trapo. 

¡Así de simple! Yo decidí poner patatas y cebollas, y vosotros,  ¿qué le vais a poner vosotros?

Si os gustó, podéis mirar este pequeño armario decoupage que hice para mis mascotas.
¡Os espero en mi Facebook y en mi blog Con Arte y Paciencia!¡