sábado, 6 de julio de 2013

Pelar tomates con facilidad


Con este truco se acabó la tediosa tarea de pelar los tomates. En un momento tendremos unos tomates perfectamente pelados y sin desaprovechar nada.

Hacéis  un corte superficial  en forma de cruz en la base. Con agua que cubra por completo los tomates, los escaldáis (introducirlos en agua hirviendo) unos segundos y listos para pelar sin problema.  Si está más de un minuto os recomiendo sumergirlos  en agua muy fría para parar el proceso de cocción.

Si os gustó, ¡uniros a mi blog  Con Arte y Paciencia y Facebook!